tumblr_oaoldf8a991uy5be6o1_1280

Aros largos, pulseras y brazaletes que irrumpen en muñecas y brazos, y cómo no anillos y collares que atraen a primera vista, se han convertido en referente de las tendencias durante los últimos años.
Los blogueros de moda hace aproximadamente cinco años, quebraron ese muro entre el lujo y las marcas más asequibles. Lo cierto es que escoger una joya de forma adecuada puede acentuar cualquier estilismo, por sencillo que sea. La calidad de un artículo, unida a la simpleza de un “casual look” es lo que ahora se impone.
Esta es la mejor opción para aportarle la luminosidad que le falta a una prenda con tonalidad oscura, o para sobresalir en relación a una de un color claro.
Por tanto los colores neutros, entre los que se encuentran los tonos pastel, la gama de marrones y blancos y, por supuesto, el negro, son los que más estimulan a incrementarse con una pieza de carácter llamativo. Un vestido negro, por ejemplo, adornado con un collar de un color o modelo atractivo, se transforma en toda una seducción.
Aunque la atención sea toda para las joyas, no es necesario exagerar o recargar demasiado una vestimenta, sino que la clave está en el equilibrio. Y es que hay ocasiones en las que solamente es necesario adornar el cuello con una gargantilla o un collar extravagante, prescindiendo de unos aros pendientes que combinen, ya que se convertiría en un “look” bastante excesivo.
El secreto radica en crear una imagen interesante y armoniosa, sin caer en lo estrafalario. Joyas Barón te orienta con autoridad, como siempre influyente y adelantado en los estilos que marcan corrientes.